El clima en nuestro país se normaliza, aún quedan desplazados por Matthew

culzo-jxgaej-fk

SANTO DOMINGO. Las condiciones meteorológicas de la República Dominicana retornaron a la normalidad luego de que el huracán Matthew, de categoría 4, afectara el territorio en los últimos días. El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) mantenía ayer solo el Distrito Nacional y dos provincias en alerta amarilla y cuatro en verde.

La Oficina Nacional de Meteorología (Onamet), debido a las pocas lluvias que se esperan en los próximos días, descontinuó los avisos en la mayoría de las provincias que existía alerta meteorológica por inundaciones urbanas repentinas. Solo la mantiene para Barahona por inundaciones y deslizamiento de tierra.

“A partir de este momento el país, en cuanto al ámbito meteorológico, vuelve a la normalidad porque lo que vamos a tener son efectos locales y orográficos que son propios de la isla”, dijo ayer Francisco Holguín, de la Onamet, durante una rueda de prensa en el COE. En alerta amarilla están el Distrito Nacional y las provincias de Santo Domingo y Monte Plata. Mientras que en verde aparecen Duarte, Barahona, San Juan y Montecristi.

Baja el número de desplazados

Las cifras reportadas por el COE reflejan una disminución en la cantidad de desplazados. De 35,019 que había el pasado miércoles, se redujo ayer a 10,950. También bajó el número de albergados, pasando de 1,522 a 903. La cantidad de puentes afectados se mantenía en tres y las comunidades incomunicadas descendieron de 46 a solo seis.

Las presas de Hatillo, en Cotuí, y Rincón, en La Vega, siguen vertiendo agua luego de que alcanzaran su nivel máximo, generando inundaciones en las zonas bajas.

El general Juan Manuel Méndez, director del COE, aseguró que la situación está controlada.

Pronóstico para hoy

Para hoy la Onamet pronostica una disminución significativa en las precipitaciones. Para mañana se espera un leve incremento de la nubosidad y las lluvias, provocado por la cercanía de una onda tropical.

diariolibre.com

About Papa Leno