Comerciantes y ciudadanos de Santo Domingo acataron con pesar las nuevas medidas en primer día.

Comerciantes y ciudadanos de Santo Domingo acataron con pesar las nuevas medidas en primer día.
Negocios cerrados era el ambiente que se vivía pasadas las 5 de la tarde de este jueves en algunos barrios del Gran Santo Domingo, luego de que entrara en vigencia el nuevo horario del toque de queda.En recorrido realizado por N Digital una vez iniciado el nuevo horario, se pudo observar como algunos comerciantes acataban el mandato estrictamente, mientras otros eran un poco más morosos y cumplían las disposiciones con cierto pesar.Colmadones de Ciudad Nueva, en el Distrito Nacional, fueron observados expendiendo bebidas alcohólicas pasadas las seis de la tarde, bajo discreción a clientes que habían estado consumiendo desde más temprano.Tanto los comerciantes como los clientes de dichos negocios, lamentaban y comentaban las nuevas medidas en su primer día.La última vez que los residentes de Santo Domingo vivieron medidas de este tipo fue en el pasado mes de enero, cuando el decreto 740-20 estableció un toque de queda inicia a las 5:00 de la tarde hasta las 5:00 de la mañana.Dado los niveles de contagio y de positividad, el Gobierno se ha visto en la obligación de endurecer nuevamente las medidas, pero esta vez focalizado al Gran Santo Domingo, provincia que reporta altos niveles de ocupación hospitalaria de pacientes con Covid-19.Para evitar las reuniones, se prohibió también el consumo de bebidas alcohólicas en espacios públicos, y se ordenó que los lugares públicos y privados de uso público no ocupen más de un 50% de su capacidad.

Sé el primero en comentar en «Comerciantes y ciudadanos de Santo Domingo acataron con pesar las nuevas medidas en primer día.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*