La inminente caída descontrolada de un cohete chino a la Tierra abre una incógnita: ¿cuánta basura espacial hay sobre nosotros?

Entre este viernes y el lunes un propulsor de una nave china lanzada el 29 de abril caerá en algún lugar del planeta. Este es el segundo objeto de gran tamaño que cae descontrolada como desecho de equipos espaciales en poco tiempo y ha abierto la caja de Pandora de qué hacer con las miles de toneladas de residuos espaciales.

Un cohete, casi del tamaño de una cancha de baloncesto, se encuentra girando vertiginosamente alrededor de la Tierra y se espera que caiga en algún lugar desconocido este fin de semana. El objeto, de 22 toneladas de peso, es parte de las millones de piezas que se encuentran en el basurero que se ha convertido la órbita terrestre baja.

El pasado 29 de abril, China lanzó la nave Long March 5B -Y2 desde su base espacial de Wenchang, ubicada en una isla en el sur del país, con la misión de transportar el módulo central de su nueva estación llamado ‘Tianhe’.

Desde ahí, los técnicos chinos observaron a la nave elevarse al cielo. Segundos después, miraron a través de los monitores a sus cuatro cohetes extinguirse y separarse de la llamada ‘etapa principal’, su último propulsor, que dio el empujón final a la nariz de la cosmonave a su destino. La sección que contenía el módulo ‘Tianhe’ se separó finalmente desatando el júbilo de los técnicos.

Una multitud observa la partida del cohete Long March 5B -Y2, que transporta el módulo central de la estación espacial Tianhe de China, mientras despega del Centro de Lanzamiento Espacial Wenchang en la provincia de Hainan, en el sur de China, el 29 de abril de 2021. Crédito: STR/AFP via Getty Images

En las imágenes, que llegaban en directo a la base espacial, se observó a la etapa principal separarse de la punta y salir de la pantalla para convertirse, a partir de ese momento, en desperdicio espacial.

Es justo ese último propulsor, un cilindro de 104 pies de largo y 16 pies de diámetro, el que ahora se encuentra girando sin control a 18,000 millas por hora dando una vuelta a la Tierra cada 90 minutos y ha puesto a los científicos a seguir su desbocado avance a través de una plataforma llamada Space-Track.

Esta no es la primera vez que un objeto, convertido en desecho, cae en nuestro planeta de manera descontrolada. Justo en mayo pasado un cohete de prueba chino, de 18 toneladas, perteneciente a las misiones Long March, pasó sobre Los Angeles y Nueva York para estrellarse en aguas del Atlántico. Ese, sin embargo, fue el primer objeto de gran tamaño que cayó sobre la superficie terrestre desde 1991.

Sé el primero en comentar en «La inminente caída descontrolada de un cohete chino a la Tierra abre una incógnita: ¿cuánta basura espacial hay sobre nosotros?»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*