Mar. Oct 4th, 2022

Entre el 40 al 45% de los huracanes de toda la temporada ciclónica del Atlántico se forman o impactan a RD en el mes de septiembre y las razones obedecen a las altas temperaturas de las aguas del océano para esta época.

El meteorólogo Jean Suriel explicó que es en septiembre que las aguas del Atlántico, al Este de las Antillas Menores y al norte de Puerto Rico y República Dominicana, alcanzan temperaturas de entre 29, 30, 31 y hasta 33 grados Celsius, unido a la humedad de la atmósfera, suma más que suficiente para que se forme un huracán.

“Es por eso que a nivel histórico, septiembre acumula el 40 o 45% de las formaciones de todos los ciclones tropicales de la temporada ciclónica”, afirmó Suriel en respuesta a un trabajo de N Digital que indica que 54 fenómenos atmosféricos han impactado directa o indirectamente a RD en septiembre, desde finales del siglo XIX a la fecha.

También te puede interesar leer:

Septiembre, mes de mayor impacto de huracanes en RD; 54 registros desde finales del siglo 19

¿Porque Barahona y el Sur son las zonas de mayor impacto?

El experto en meteorología indicó que los huracanes que  entran al Mar Caribe, la mayoría desarrollan un giro al Noroeste o al Norte y por tanto tienen un rango de influencia desde Punta Cana a Barahona para impactar.

Mientras que sucede lo contrario en el Atlántico, si se desplaza por Puerto Rico o al Norte de las Antillas Menores, el giro lo aleja de RD.

“Por eso la zona más afectada históricamente va desde Barahona a Puna Cana y todo el litoral sur, caribeño”, aseveró.

También explicó que algunos fenómenos atmosféricos se desplazan por la ruta de Puerto Rico y el Canal de la  Mona, llegan hasta Samaná.

Dijo que otros pasan muy cerca la Norte de Puerto Rico y por la alta presión mantienen trayectoria costa Norte.

Suriel manifestó que estos fenómenos naturales se debilitan cuando tocan tierra y es por eso que es común ver que una vez abandonan suelo de RD, retoman fuerza porque desarrollan potencialidades en aguas del mar.

EVOLUCIÓN DE LOS NOMBRES.

Suriel indicó que los nombres evolucionaron con el tiempo obedeciendo a patrones de épocas.

En una ocasión no tenían nombres y es a partir de entre 1850 y principios de 1900 que se llamaban por números. Ejemplo, ciclón 1, ciclón 2, ciclón 3….

Pero los números confundían mucho a los meteorólogos y a la población y se optó, a partir de principios  de siglo al 1940, usar la estrategia de nombrarlos con el día del santoral, al momento de su formación. Ejemplo San Zenón, poderoso huracán que impactó a RD en el 1930.

El nombre de santos también trajo confusión y se cambió a nombres propios, pero de mujer, a partir de 1945.

Años después, sectores feministas protestaron y motivaron a meteorólogos mundiales alternar nombres masculinos y femeninos a partir de 1970.

Suriel explicó que los nombres se dan en los idiomas español, inglés y francés por ser los usados en los países del Caribe.