Mar. Oct 4th, 2022

El actor estadounidense, Brad Pitt ha debutado como excultor en una exposición conjunta con el músico australiano Nick Cave y el artista británico Thomas Houseago en el Museo de Arte Sara Hildén de la ciudad de Tampere (Finlandia).

El propio actor estuvo presente en la inaguración de la exposición junto a Cave y Houseago, en una visita totalmente inesperada al país nórdico, ya que el museo había mantenido en secreto su participación hasta el último momento.

Durante el estreno de la muestra, Pitt señaló a los medios locales que el arte conciste en ser honesto frente a la vida y admitió que ha reflexionado sobre el fracaso en las relaciones humanas.

“He hecho un inventario radical de mí mismo y he pensado en el daño que he hecho a los demás y en los momentos en los que me he equivocado”, dijo Pitt a la televisión finlandesa YLE.

Entre las obras expuestas destaca la primera creación del célebre actor Hollywood, quien empezó a dedicarse a la escultura tra su divorcio d ela también actriz Angelina Jolie en 2017, un trabajo titulado “House A Go Go”.

Se trata de una casa en miniatura formada por bloques de madera desechados que Pitt recogió del suelo en el estudio que su amigo Houseago tiene en Los Ángeles.

Los otros trabajos del actor incluyen un panel de yeso moldeado que representa una escena narrativa de un tiroteo y un ataúd de bronce fundido del que sobresalen partes del cuerpo humano que intenta liberarse de su encierro.

Te puede interesar: Angelina Jolie demanda a Brad Pitt por 250 millones de dólares

También hay varias esculturas de silicona transparente con forma de casa con impactos de bala de distinto calibre, en al que se aprecia la trayectoria de los proyectiles, “congelando su movimiento destructivo”, según explica el museo en un comunicado.

Por su parte, el músico australiano Nick Cave también presentó por primera vez en público su trabajo como escultor, con una serie de 17 figuras de cerámicas vidriada hechas a mano, pintadas y esmaltadas.

Esta obra, titulada “The Devil- A Life” (El diablo, una vida), representa “la vida del demonio en 17 estaciones, desde la inocencia hasta la confrontación con nuestra mortalidad, pasando por la experiencia”, según el museo.

EFE