Mar. Oct 4th, 2022

El reputado neurólogo argentino, Ricardo Cruciani, hallado culpable el pasado julio de abuso sexual de seis de sus pacientes, ha aparecido muerto esta mañana en la Prisión de Rikers Island de Nueva York donde se encontraba recluido, según asegura hoy el diario New York Daily News.

El Departamento de Corrección de la ciudad no ha confirmado hasta el momento la noticia.

Cruciani, de 68 años, estaba en libertad bajo fianza de un millón de dólares hasta el pasado 29 de julio, cuando fue ingresado en prisión tras el veredicto de culpabilidad emitido por un jurado y a la espera de que escuchara su sentencia el próximo 13 de septiembre.

De acuerdo con el diario neoyorquino, varias fuentes le han confirmado que el prisionero fallecido es el neurólogo Cruciani, que supuestamente fue hallado en la zona de duchas comunes, pero no parece que fuera asesinado, sino que se suicidó subiendo en una silla y ahorcándose con una prenda de ropa, siempre según el diario.

El abogado de Cruciani, Frederick Sosinsky, confirmó en un comunicado que su cliente había muerto, pero no la forma de la muerte.

“Los abogados y la familia de Ricardo están conmocionados y entristecidos más allá de lo creíble por haberse enterado de su muerte violenta mientras estaba bajo custodia de la ciudad esta mañana”, dijo.

Vista del complejo carcelario Rikers, en Nueva York, en una fotografía de archivo. EFE/Justin Lane

Sosinsky pidió “una investigación inmediata y objetiva” sobre las circunstancias de la muerte de Cruciani, incluido si los funcionarios de la cárcel cumplieron con una orden judicial, en el momento de su condena, de ponerlo bajo custodia protectora y bajo vigilancia suicida.

“Hasta donde sabemos, ninguna de estas condiciones se cumplió nunca”, dijo Sosinsky. “Si lo hubieran sido, no estaríamos teniendo esta terrible discusión”.

El departamento de bomberos dijo que respondió a una llamada de un recluso inconsciente en la cárcel alrededor de las 5:50 a.m. Los paramédicos intentaron reanimar al recluso pero no pudieron y fue declarado muerto en el lugar, dijo el departamento de bomberos.

El Departamento de Corrección de la ciudad, que administra Rikers Island, confirmó que un recluso del Centro Eric M. Taylor murió el lunes, pero no dio a conocer su nombre, citando una notificación familiar pendiente. La causa de la muerte está bajo investigación, dijo el Departamento de Corrección.

Cruciani se enfrentó a un juicio en el que testificaron varias de sus víctimas, y fue hallado culpable de abusos sexuales, violación y comportamiento depredador contra seis pacientes a las que además había prescrito altas dosis de opioides para el dolor que les provocaron adicciones posteriores.

Ricardo Cruciani, el neurólogo acusado (AP)

Según se señaló en el juicio, el médico nacido y formado en Argentina manipuló y abusó de seis mujeres con enfermedades complejas que les provocaban mucho dolor y que habían buscado tratamiento con él debido a su reputación en el ámbito de la neurología, que practicaba en el prestigioso hospital Mount Sinai de la ciudad.

Cruciani negó haber abusado de mujeres. En la corte, su abogado cuestionó la credibilidad de sus acusadores.

El galeno también enfrentaba cargos a nivel federal por supuesto abuso de pacientes mientras trabajaba para prestigiosos hospitales de Nueva York, Pensilvania y Nueva Jersey.

Desde el 2021, 28 reos han muerto en Rikers Island, y el de Cruciani, si se confirma, será el número 12 del año en curso.

INFOBAE