Mar. Oct 4th, 2022

(CNN) — ¿Estás pensando en contactar a tus viejos amigos pero estás nervioso de que sea incómodo o de que no lo aprecien? Deberías hacer esas llamadas telefónicas o enviar un mensaje de texto o un correo electrónico, según un nuevo estudio.

Un estudio publicado el 11 de julio en la revista Journal of Personality and Social Psychology descubrió que la gente suele subestimar lo mucho que aprecian sus amigos y viejos conocidos el hecho de saber de ellos.

"Si ha habido alguien con quien has dudado en ponerte en contacto, con quien has perdido el contacto quizás, deberías hacerlo, y es probable que esta persona lo aprecie mucho más de lo que piensas", dijo Peggy Liu, autora principal del estudio. Liu es titular de la cátedra Ben L. Fryrear de marketing y profesora asociada de administración de empresas en la Escuela de Negocios Katz de la Universidad de Pittsburgh.

Los investigadores llevaron a cabo una serie de 13 experimentos con más de 5.900 participantes para comprobar si la gente podía estimar con precisión cuánto valoran sus amigos que se acerquen a ellos y qué formas de comunicación tienen mayor impacto. En estos experimentos, el contacto se definió como una llamada telefónica, un texto, un correo electrónico, una nota o un pequeño regalo.

Los experimentos descubrieron que los iniciadores del contacto subestimaron de forma significativa la reacción del destinatario.

"A menudo se trata menos de este tipo de grandes propuestas que podemos hacer en nuestras relaciones y más de los pequeños momentos en los que hacemos saber a un amigo que estamos pensando en él", afirma Miriam Kirmayer, psicóloga clínica y experta en amistad que no participó en el estudio.

El estudio descubrió que el destinatario apreciaba más la comunicación cuando era sorprendente, por ejemplo, cuando procedía de alguien con quien el destinatario no se ponía en contacto habitualmente o cuando el participante y el destinatario no se consideraban amigos íntimos.

"Cuando se siente esa sensación de sorpresa positiva", dijo Liu, "realmente aumenta el aprecio que se siente".

Las relaciones, incluidas las amistades, pueden ser uno de los factores más importantes a la hora de predecir la salud y la longevidad, y pueden aumentar nuestro bienestar general.

"Este tipo de pequeños acercamientos con apuestas menores pueden contribuir en gran medida a fortalecer las relaciones desde el principio, a levantar una amistad y a mantenerla a lo largo del tiempo", afirma Kirmayer.

Superar la ansiedad por el rechazo

La socióloga Anna Akbari afirma que las amistades necesitan alimentarse. Pero una serie de inseguridades puede impedirnos tender la mano, dijo Akbari, que no participó en el estudio.

Para superar parte de este malestar, hay que fijarse en los patrones de pensamiento automáticos que surgen al pensar en comunicarse con un amigo, e intentar contrarrestarlos, dijo Kirmayer. Estos patrones pueden incluir la idea de que un amigo se preocupa más y se esfuerza más que otro, o la suposición de que un amigo no te corresponde.

Uno de los temores más comunes a la hora de tender la mano es el rechazo, según Akbari. Al centrarse en la posibilidad del rechazo, uno puede privarse de amistades cercanas y experiencias agradables, añadió.

Es imposible evitar el rechazo, por lo que aprender a aceptarlo puede permitir a las personas ser más resilientes, dijo Akbari.

Las personas también pueden combatir el miedo poniéndose en el lugar de sus amigos y pensando en cómo se sentirían si recibieran el contacto, dijo Marisa Franco, psicóloga y profesora clínica adjunta de la Universidad de Maryland y autora del libro de próxima aparición "Platonic: How the Science of Attachment Can Help You Make – and Keep – Friends". Ella no participó en el estudio.

Hacerlo puede ayudarte a contrarrestar la suposición de que las cosas van a salir mal cuando se tiende la mano, añadió.

Utilizar las redes sociales como forma de conectar

La investigación reciente no evaluó los efectos de tender la mano a través de las plataformas de las redes sociales, y los expertos en amistad tienen opiniones contradictorias sobre el grado en que las redes sociales pueden marcar la diferencia a la hora de comunicarse con un viejo amigo.

Para quienes no están preparados para enviar un mensaje de texto o llamar a sus amigos de improviso, comentar o responder en las redes sociales puede ser un buen punto de partida, afirma Franco.

Sin embargo, el uso de las redes sociales no es la forma más natural de comunicación y a menudo puede conducir a conversaciones más superficiales, dijo Akbari.

"Confundimos los comentarios en las redes sociales con la comunicación personal y la conexión, en lugar de con los intercambios privados", dijo.

Y aunque la comunicación por mensaje de texto o correo electrónico no es tan impersonal como la de las redes sociales, Akbari recomendó que la gente llame a sus amigos. Puede resultar incómodo tomar el teléfono y hacer una llamada, pero la conexión será probablemente más genuina, añadió.

Las generaciones más jóvenes se han condicionado a una comunicación que no se produce en tiempo real, dijo. Por ello, pueden sentir ansiedad cuando llaman por teléfono.

"Si estamos al teléfono o cara a cara con alguien, estamos dialogando", dijo Akbari. "Puedes responder. Puedo decir algo. No hay una especie de "voy a pensar en ello’, "voy a elaborar lo justo’ o ‘puedo optar fácilmente por no hacerlo si me resulta mínimamente incómodo’".

¿No estás preparado para llamar? Escribe una carta de agradecimiento, dice Harry Reis, profesor de psicología y decano de artes, ciencias e ingeniería de la Universidad de Rochester que no participó en el estudio. Se ha demostrado que ser agradecido conduce a "relaciones sociales más sólidas y seguras", según un estudio de 2021 del Journal of Applied School Psychology.

Tómate tiempo para evaluar tus amistades

Este nuevo estudio puede ayudar a calmar la ansiedad de las personas a la hora de contactar a sus amigos, dijo Akbari. Dado que la principal forma de contactar con la gente es a través de medios de comunicación privados, lo peor que puede ocurrir es que el destinatario no responda, añadió.

"Ya tienes la respuesta de cómo te considera esa persona", dijo Akbari sobre la falta de respuesta. "Cambia tu atención a otra persona que será más agradecida, que te corresponderá".

A veces, las amistades pueden parecer unilaterales, en las que una persona siente que está haciendo todo el esfuerzo, dijo Kirmayer.

Kirmayer ha observado que muchos clientes están cada vez más preocupados por llevar una pesada carga emocional en lo que respecta a sus amistades. Sin embargo, a menudo no es así, añadió.

"A veces podemos sobrestimar hasta qué punto somos nosotros mismos los que iniciamos el contacto", dijo. "También es importante rebatir eso un poco, para tomar nota de los pequeños momentos en los que nuestros amigos nos contactan".