Mar. Oct 4th, 2022

Según el testimonio del actor Andrés García no deseaba vivir en malas condiciones de salud y por eso estuvo pensando un buen rato el cómo despedirse de la vida, afortunadamente las atenciones y amor proporcionados por su esposa, Margarita Portillo, le han dado al actor fuerzas para irse recuperando paulatinamente.

Andrés García sobre su salud: “¿Qué caso tiene vivir?”

En una entrevista realizada por el programa de espectáculos Ventaneando, García habló sobre cómo llegó a sentirse por su soledad y las formas en las que pensó para ponerle fin a su vida.

Cuando él tenía los pensamientos suicidas estaba seguro que no tomaría una pistola y se dispararía pues pensaba que esa forma era muy aparatosa y cobarde, algunas ideas que rondaron su cabeza era meterse a dispararle a personas malas y terminar siendo baleado mortalmente.

Otra de sus alternativas era tomar una pastilla letal, pues aseguró tener conocimiento de dónde poder conseguir una de esas, permitiéndole despedirse irse tranquilamente.

“Llegué a pensar ‘¿Qué caso tiene vivir en malas condiciones?’, mejor voy a prepararme mi salida, pero gracias a Dios las atenciones de Margarita me sacaron de esa onda”, así se expresó el actor sobre el apoyo que recibió de su esposa.

Mencionó nunca haber llevado a cabo esa decisión porque no tuvo el valor suficiente para dejar el mundo terrenal, además de que su esposa nunca lo apoyaría en esa decisión, pues para ella a quien le toca decidir cuando se termina el tiempo de vida de una persona es exclusivamente a Dios.

También se confirmó que el actor padece cirrosis y que próximamente contará los excesos que le provocaron que ahora tenga tantas complicaciones con esa enfermedad.

Los comentaristas del programa mencionaron que su esposa ha estado fielmente pegada a él en los últimos años en los cuales su salud se ha deteriorado un poco.

La decisión de llevar al actor a su casa en Acapulco fue de su esposa, pues no se quedaba tranquila teniendo conocimiento de cómo se encontraba su marido tan enfermo, solo y con pensamientos suicidas.

Andrés García contó su anécdota de cuando estuvo deambulando por Acapulco a causa de una medicina que lo desorientó gravemente, no tiene idea si su administración fue intencionalmente o si se trató de un accidente, pero agradece que no le haya pasado nada grave y que pudiera volver junto a su esposa.

Su hijo Leonardo García también habló con el medio de comunicación y confesó no tener conocimiento de la situación en la que se encuentra la relación de su papá con su hermana, Su hija Andrea García le hizo llegar a su padre un video pidiéndole perdón entre lágrimas y pidiendo una oportunidad para verse o poder reconciliarse.

Su padre se negó rotundamente debido a la religión que ella práctica, por su cercanía con amistades que supuestamente realizan brujería y por la grave acusación en la que Andrea dijo ser abusada cuando era menor de edad.

A Leonardo le preguntaron cómo considera que es su hermana y respondió que es una persona buena onda.

La diferencia entre ellos dos es que Leonardo es más sociable y abierto con la prensa, a comparación de su hermana, que le gusta ser más reservada respecto a su vida, además que no piensa meterse en la relación entre su papá y Andrea, pues no le gustan los problemas.