Sáb. Dic 3rd, 2022

Una mujer y un niño de 7 años murieron después de que el bote privado que alquilaron con un grupo de personas se volcó en el río Hudson frente al centro de Manhattan, enviando a las 12 personas a bordo al agua, dijo la policía.

Como Julián Vázquez (de 7 años) y Lindelia Vásquez (de 47 años) fueron identificados los dos colombianos que murieron este martes 12 de julio en el río Hudson de la ciudad estadounidense de Nueva York cuando el barco en el que viajaban se volcó y las víctimas cayeron a las aguas.Reproductor de vídeo00:0000:06

En el bote viajaban, en total, 12 pasajeros. Sin embargo, los únicos que perdieron la vida fueron los citados connacionales, que eran tía y sobrino presuntamente.

Por su parte, varios de los otros tripulantes resultaron con algunas afectaciones en su salud como el capitán del barco, quien se encuentra en estado crítico según reportaron las autoridades.

Las víctimas quedaron atrapadas debajo del bote después de que volcó alrededor de las 2:45 p.m. del martes cerca del Muelle 86, frente al USS Intrepid, el portaaviones y museo atracado en Nueva York, dijeron funcionarios en una conferencia de prensa posterior.

Los transbordadores cercanos se apresuraron al lugar para ayudar a la policía y a los rescatistas del departamento de bomberos a sacar a las personas de las agitadas aguas del Hudson. Tres personas resultaron gravemente heridas, incluido el capitán de la embarcación de 18 pies, que había sido fletada fuera de Nueva Jersey por un grupo de familiares y amigos.

El propietario del bote lo seguía en una moto acuática, dijeron las autoridades, y se apresuró a pedir ayuda a los transbordadores en la terminal cercana de NY Waterway después de ver que el bote se volcó. Dos transbordadores acudieron en ayuda de las personas que se encontraban en el agua, que quedaron aferradas a la embarcación volcada, con el casco aún flotando en el río.

En total, 13 personas fueron sacadas del agua, incluido el hombre de la moto de agua. El niño de 7 años y la mujer de 48 años quedaron atrapados debajo del bote, sin poder salir. Fueron trasladados de urgencia a hospitales locales en estado crítico después de que los equipos de buceo de la policía de Nueva York y el FDNY finalmente pudieran llegar a ellos, pero luego fueron declarados muertos.

Los nombres del niño y la mujer que murieron no fueron revelados de inmediato.

Los otros 11 resultaron heridos, con el capitán del barco en estado crítico, según las autoridades. El alcance de las otras lesiones no se supo de inmediato. Se los llevaron todavía en sus trajes de baño, desconsolados por las pérdidas.

“Nuestros corazones están con el grupo de personas que estaban en el agua en nuestra ciudad”, dijo el alcalde Eric Adams en la conferencia de prensa. “Este es un momento devastador para ellos y para quienes formaban parte de las familias que estaban allí… El agua es una parte agradable de Nueva York, pero puede ser un lugar peligroso”.

Se está investigando qué causó que el bote volcara, dijo el inspector Anthony Russo, oficial al mando de la Unidad Portuaria del Departamento de Policía de Nueva York. Los investigadores planearon observar las condiciones del agua y la capacidad del bote para determinar qué salió mal en el río, donde las estelas y las corrientes de los botes plantean desafíos constantes.

Las autoridades dijeron que están buscando para ver si el bote estaba sobrecargado de pasajeros y si el clima jugó un papel durante el día ventoso.

“Hay mucho tráfico comercial y recreativo durante el día aquí. También tenemos mucha gente en motos de agua, kayaks”, dijo Russo. “El río Hudson siempre es un lugar peligroso para operar”.

NY Waterway dijo que todas sus rutas han reanudado el servicio normal.

Fuente: Telemundo