Jue. Feb 2nd, 2023
ALGUNAS PERSONAS LLAMABAN "EL LÍDER" AL CONOCIDO NARCOTRAFICANTE.

El acto del sepelio se desarrolló bajo una leve llovizna en medio de una multitud que arropó toda el área del cementerio.

Varios de los integrantes de la familia de Florián Féliz son evangélicos y por ello lo sepultaron en medio de alabanzas a Dios.

Barahona.- Una fosa en la tierra es la última morada de Rolando Florián Féliz, quien fue sepultado en la tarde de ayer en el cementerio municipal de esta ciudad. Su familia decidió sepultarlo en una tumba que contrastaba con la suntuosa vida que llevó cuando estaba libre y durante sus años en prisión.

El sepelio se convirtió en un culto de alabanzas a Dios con las prédicas del sobrino de Florián Féliz, Ronny Florián, quien es evangélico y leyó un panegírico que se refería a la salvación por vía de Jesucristo.

Ronny Florián hizo énfasis en que su familia no es agresiva, y que jamás llamarían a una guerra.

“Damos gracias, porque sabemos que Rolando antes de morir entregó su vida a Jesús. Quiero pedirte, Padre, que consueles a cada uno de los que estamos tristes”, dijo.

El acto del sepelio se desarrolló bajo una leve llovizna y en presencia de una multitud que colmó toda el área del cementerio Don Americo Melo.

La madre de Florián Féliz dijo que sabe que el Señor perdonó a su hijo, porque ella ha sentido mucha paz en sus oraciones.

Antes de partir desde la funeraria El Ángel, el pastor Geremías Medrano Medrano pronunció una prédica haciendo énfasis en la vida después de la muerte para las personas que aceptan a Jesús como su Salvador, y la madre de Florìan Féliz declamó una poesía sobre salvación y perdón.

Reacciones El sepelio partió a las 4:30 de la tarde y cientos de personas lo siguieron a pies, en motocicletas y autobuses.

Mientras la multitud caminaba, era observada por cientos de personas que se acordonaron en toda la acera para hacerle fotos y grabarlo con sus celulares.

Ya en el cementerio, mientras la multitud esperaba el cadáver de Florián Féliz, algunas personas vocifera ban “vamos a matar a ese capitán…”, “se va a tener que ir para la luna”, y “un mes le damos de vida”, al referirse al capitán de la Policía Lino Óscar Jiménez, quien admitió que disparó contra Florián Féliz en la noche del sábado.Desde que el cadáver de Florián fue llevado a la funeraria El Ángel de aquí, la gente se aglomeró al punto de que miembros de la Defensa Civil tuvieron que organizar una fila y cerrar la calle frontal, la avenida Anacaona.Con este caso no se cumplió la tradición de cerrar la funeraria a la medianoche, porque cientos amanecieron en vela ante el cadáver.La familia La mayoría de los hermanos de Florián Féliz son cristianos. El mayor es pastor evangélico y su madre ha llevado una vida consagrada al evangelio. Ella reside en una humilde vivienda de madera en el centro de Barahona.Los vecinos comentaban que la madre de Florián Féliz nunca quiso aceptar que él le regalara una vivienda suntuosa.

Deja una respuesta