Sargento mayor PN se suicidó supuestamente por no tener recursos para someter a un trasplante hígado a un hijo

Supuestamente por no tener recursos para someter a un trasplante de hígado a su hijo de un año y nueve meses de nacido, un sargento mayor de la Policía adcripto a la Dicrim se suicidó anoche de un balazo en la cabeza con su arma de reglamento, frente a su vivienda en el sector Los Guandules del Distrito Nacional.

El sargento mayor fue identificado como Jorge Aquino (Tony), de 33 años, quien prestaba servicios en la subdirección de la Dirección de Investigaciones Criminales (Dicrim) del Departamento Felicidad en Los Mina.

El hecho ocurrió pasadas las 9:30 de la noche en la calle Esperanza número 43 del sector Los Guandules de esa capital.
Testigos dijeron a las autoridades que el sargento Aquino, primero discutió con su esposa Heidy Asencio en frente de su madre, y este respondió que no tenía dinero para solucionar todos los problemas, y que de inmediato sacó su pistola y se disparó en la cien.

El coronel Frank Félix Durán Mejía, vocero de la Policía confirmó la discusión con su esposa, y que esa institución investiga para determinar el motivo que tuvo el suboficial para tomar la fatal decisión.

Según se informó, el hijo del sargento policial padece de “Atresia vías biliares y de dos hernias umbilicales”, mal que obstruye a que el líquido llegue a la vesícula, y que para corregirla se necesita un trasplante de hígado, cuyo costo en Argentina es de 120 mil dólares.

Pidió ayuda
El sargento Aquino en un vídeo que circula en las redes sociales, se observa llorando, solicitando ayudas para curar a su hijo Josué Aquino, de un año y nueve meses, que necesita 120 mil dólares para un tratamiento de hígado que se haría en Argentina.

El niño padece desde los cinco meses de nacidos, atresia biliar, enfermedad que impide que se transporte el líquido biliar a la vesícula.
Desesperados y con lagrimas en los ojos, el sargento policial en el vídeo expresó: “Pueblo Dominicano, me da mucha pena que mi hijo se me vaya, y yo luchando por él. Ayudenme por favor, soy un padre de muy poco recursos, y mi niño de un año y nueve meses no puede caminar ni hablar”, exclamó el sargento Aquino.

También en el vídeo, la esposa del sargento y madre del menor, Heidy Asencio, pidió al Gobierno y al despacho de la Primera Dama, o a cualquier institución, ayuda para evitar que su hijo muera por falta del trasplante de hígado.

Los vecinos del sector resaltaron que el sargento era una persona muy querida y servicial, además lamentan que la pareja no obtuviera ayuda de nadie para hacerle el trasplante de hígado al niño.

About Papaleno Martinez