Pastor dice no desistirá lucha por hospital.

Santiago.-El pastor Pablo Ureña, quien se encadenó cinco días en el hospital  infantil, Doctor Arturo Grullón, para exigir equipos y afirma no desistirá de su lucha.

El predicador se encadenó, para exigir un tomógrafo y la rehabilitación de las salas de cirugías, pero tuvo que abandonar la protesta, luego que presentara problemas en su salud.

Ureña afirma que lamenta que su estado de salud se haya deteriorado, paro asegura que lo más doloroso del proceso que vivió, es que se fue del centro médico donde reclamaba, con las manos vacías.

No obstante, el predicador no desiste y afirma que continuará la lucha, aunque  recurra a otros métodos, los cuales, adelanta, serían acciones pacíficas, como las desarrolladas a hasta ahora.

Pablo Ureña, fue llevado de emergencia a un centro de salud el viernes 02 de junio del 2017, por sufrir deterioro de su salud, tras insistir  en su reclamo.

 

“Sigo en convalecencia, pero no pienso  desistir de la lucha. Estamos hablando de niños de 14 provincias que están siendo afectados por la falta de estos equipos”,  ha dicho el pastor.

“Aquí lo más preocupante es que no tenemos funcionarios a quienes le duela esta situación que sufren los niños que son traídos a este hospital y más penoso aún, que las autoridades del hospital, tengan años, haciendo la misma historia a los medios de comunicación, sobre la crisis de los servicios médicos y no haya una reacción,” afirma el activista social.

 

citysantiago.com

About leno