Madre e hijo defienden su amor ante las leyes

incestoUna madre y su hijo, cuya relación de amor es prohibida están dispuestos a ir a la cárcel HOY Una madre y su hijo, cuya relación de amor es prohibida están dispuestos a ir a la cárcel porque están “locamente enamorados” y nada los va a separar. Monica Mares, de 36 años, y su hijo Caleb Peterson, de 19 años,  se enfrentan a un máximo de 18 meses de prisión si son declarados culpables por el delito de incesto en un juicio a finales de este año en Nuevo México.Pero la madre e hijo se han comprometido a luchar por su derecho a tener una relación sexual. En una entrevista exclusiva e individual con el Daily Mail Online, dijeron que están dispuestos a arriesgar todo para estar juntos y han decidido hacer pública su relación con el objetivo de dar a conocer las relaciones Genéticas Atracción Sexual (GSA). Mónica Mares dijo: “Él es el amor de mi vida y no quiero perderlo. Mis niños lo aman, toda mi familia lo hace. Nada puede interponerse entre nosotros ni los tribunales, o la cárcel, nada”. Añadió que “Tengo que estar con él. Cuando salga de la cárcel. Voy a salir de Clovis a un estado que nos permite estar juntos”. El incesto es un delito castigado en todos los 50 estados,  y los castigos varían mucho de un estado a otro. Mares dijo que está incluso dispuesta a renunciar a ver a sus otros hijos. La pareja actualmente viven por separado en Clovis, Nuevo México, luego que se les prohibió tener cualquier contacto entre sí. Mares tenía sólo 16 años cuando dio a luz a Peterson, cuyo nombre pre-adopción fue Carlos. Lo dio en adopción Los mujer de 36 años de edad, vio por primera vez a su hijo a los 18 años, la Navidad pasada cuando ella lo recogió en la casa de su padre adoptivo en Texas y lo llevó a su casa después de que ambos se pusieron en contacto en Facebook. La pareja pronto desarrolló sentimientos románticos el uno al otro. “La primera vez que vi a mi hijo en persona estaba tan feliz y emocionada, le di un gran abrazo”. “Me dio una llamada y me pidió que lo recogiera, tenía mariposas en el estómago, Me encontré con él afuera y sabía que era él cuando vino hacia mí. Estaba llorando y me dio un abrazo”. Caleb está dispuesto a pasar por lo mismo. Lo que sea necesario para estar juntos. Al principio, la pareja vivió felizmente juntos en casa móvil de Mares con sus dos hijos menores Urías y José. El hijo menor de la fémina incluso comenzó a llamar ‘padre’ a Peterson. La policía pronto se enteró de la relación clandestina a través de una llamada de algunos vecinos. La pareja fue acusado de incesto – un delito grave de cuarto grado en Nuevo México. Fueron puestos al pagar una fianza de 5,000 dólares  y ahora se enfrentan un juicio. Actualmente Mares no se le permite ver a ninguno de sus hijos o tener contacto alguno con Peterson. “Vale la pena, dijo. Si me encierran por amor entonces me encierran. No hay nadie nos puede separar, y realmente lo amo”.

Ver contenido original de esta noticia en: http://www.hoy.com.ni/2016/08/08/madre-e-hijo-defienden-su-amor-ante-las-leyes/

About leno