Lluvias causaron estragos en Santiago; desagüe presa ponen comunidades en alerta.

f000681b300172ffe83e29cb43fe44cc_300x226

Santiago.-El balance de daño causado por las lluvias, establece  que 138 casas quedaron totalmente destruidas en toda la provincia de Santiago, otras cinco comunidades enclavadas en la cordillera septentrional siguen incomunicadas por los derrumbes.

En tanto, que semidestruidas 97 viviendas y 2,576 viviendas quedaron anegadas, según el informe de la Defensa Civil en esta ciudad.

Con las lluvias del miércoles y la crecida del río Jimenoa que se convierte un afluente del Yaque del Norte, se teme que se produzcan nuevas inundaciones, debido a que la entrada  la presa Tavera es de 434 metros cúbicos por segundo. Sin embargo, hasta el momento se está desaguando 300 metros cúbicos.

Las provincias de Santiago, Valverde y Montecristi pasaron a alerta roja y se inició un proceso de evacuación de las comunidades cercanas al Yaque.

En la Vega, el río Camú se desbordó mientras los deslizamientos de tierra ocasionaron que la carretera de Juan Adrián que comunidad desde Piedra Blanca en Bonao hasta Ocoa quedó suspendido por varias horas.

La situación es tan precaria en las comunidades Los Higos, Palo Alto, La Búcara, El Empalme y El Play en Jacagua Adentro, de la provincia de Santiago que las ayudas brindadas por la Iglesia Católica debe ser enviada en motores, debido a que el acceso a vehículos es inútil.

“Yo he tenido que enviar las ayudas como comida y otras cosas con alguien que baja en motocicleta, pues no puedo subir en la camioneta”, expresa el sacerdote Nino Ramos.  Con las lluvias ocurridas desde el martes y ayer miércoles, en varias comunidades de la región Norte, la situación se ha agravado.

En barriadas improvisadas como el Hoyo de Cantala, en el sector Villa Verde, al norte del municipio siete casas colapsaron y decenas siguen en peligro de sucumbir.

Las inundaciones en dicha barriada y la calle dos que comunica Gurabo con Villa Verde afectaron también la casa de la espiritualidad en el sector La Islita que es utilizado por los misioneros del Sagrado Corazón para impartir los cursillos.

El espacio que es manejado por cura católico Nino Ramos, permanece repleto de lodo. El sacerdote asegura que si no colocan un muro de gaviones, al menos 25 viviendas corren el riesgo de colapsar.

De los siete afectados por los derrumbes en el Hoyo de Cantala, seis familias son de nacionalidad haitiana y una dominicana y vivían en espacios alquilados por desaprensivos que tomaron el río Gurabo y levantaron casas.

“Entendemos que no pueden viviendas casa a un propietario que alquiló casuchas en el río y se aprovechó de la situación de miseria”, expresa el sacerdote al hablar con reporteros de El Caribe.

En el levantamiento hecho por las autoridades establece que en la primera semana de lluvia, resultaron destruidas quince casas, ubicadas en comunidades del municipio de Tamboril, en Pontezuela, la Terracita, Los Santos y Los Fernández.

En tanto que con la lluvia de la pasada semana fueron 27 las casas destrozadas, en su mayoría por la crecida del río Arrenquillo en Villa González. Otras tres en Licey al Medio que comunica con Monte de la Jagua y Tamboril.

Otras 24 presentan daños parciales y 25 casas más a punto de desplomarse por los constantes deslizamientos de tierra. El pasado sábado fueron diez las casas colapsadas en Gurabo y en la cañada del Diablo.

Los afectados por las riadas, siguen aún esperando por las ayudas prometidas por el gobierno.

El comité Santiago Oeste municipio presentó un total de 536 familias afectadas en el Ensanche Macario Sánchez, Pinar del Río, Barrio Duarte, Los Rieles, Santa Lucía, San Miguel, Brisa del Canal, La Gloria, Barrio Reyes Mesón.

Hipólito Martínez y José Jάquez, expresaron que tienen 21 casas desplomadas, 435 casas anegadas por agua y lodo, 63 con destrucciones parciales.

Los puentes que resultaron afectados  requieren de la intervención del gobierno, como el peatonal del Ensanche Macario Sánchez, el Jaramillo y el de barrio Nuevo Milenio.

Entrega ayudas Santiago Solidario

La Corporación Ciudadana Santiago Solidario, las asociaciones empresariales y entidades de desarrollo de Santiago que conforman Santiago Solidario donaron equipos y herramientas valorados en 440 mil pesos al Ayuntamiento Municipal y la Defensa Civil, para las labores de limpieza, ante los estragos causados por las constantes lluvias.

Las entidades entregaron al ayuntamiento cuatro motosierras, cuatro motobombas e igual cantidad de moto fumigadoras, mientras que a la Defensa Civil entregaron un una motobomba, una motosierra y una planta eléctrica.

La entrega fue hecha por Saúl Abreu y Reynaldo Peguero, directores ejecutivos de Asociación para el Desarrollo y el Consejo para el Desarrollo Estratégico de Santiago, respectivamente, en la persona de Fernando Ramírez, vocero del alcalde, y Francisco Arias, sub director de la Defensa Civil.

 

 

citysantiago.com

About leno