Habló la mujer que le cortó el “bimbolo” a su amante con una tijera: “Quería herirlo ahí”

Habló la mujer que le cortó el “bimbolo” a su amante con una tijera: “Quería herirlo ahí”

“Él se sorprendió, fue en seco”, detalló Brenda Baratini, a casi 5 meses del hecho. Se declara arrepentida, pero se justifica: “No lo hice porque sí”.

“Yo lo herí con una tijera, le corté el miembro, el pene, no los testículos. Le corté el pene; completo no fue: lo herí. Lo herí, no hubo ni amputación; esta persona camina, no usa bastón”, le dijo al diario cordobés La Voz Brenda Barattini, quien cumple prisión preventiva por el delito de lesiones gravísimas agravadas por el vínculo. Ella, a quien apodan “Micky”, tiene 26 años y él, 40.

El hecho ocurrió la noche del 25 de noviembre del año pasado en un departamento del barrio Nueva Córdoba, en al capital provincial.

Él fue internado con riesgo de vida, y según el diagnóstico publicado por La Voz, el corte fue del 90% de su pene.

Ella permanece en una cárcel de mujeres de la comuna Bouwer: el móvil aún se desconoce y el delito del que se la acusa prevé una pena de hasta 15 años de prisión.

Así quedó la habitación de la mujer. La tijera con la que Barattini cometió la agresión quedó tirada en el cuarto de la víctima.

“Nadie ve lo que hay detrás: jamás dije que no fui yo, pero no lo hice porque sí”, dijo Barattini en la entrevista, casi cinco meses después de aquel hecho, y agregó: “Esta persona me hizo mucho daño. Y lo que me hizo no se le hace a ningún ser humano”.

En sus declaraciones a la prensa, la acusada no profundizó sobre ese presunto daño: “A mí me generó un daño muy grande, un daño psicológico muy grande. Vulnerando mi intimidad, y eso no se hace. Yo respondí… quizá no de una manera correcta, pero respondí”, dijo.

“Fue un hecho de extrema violencia y peligrosidad, especialmente porque no encontramos aún por qué esta persona lo hizo”, dijo al diario cordobés Felipe Trucco, uno de los abogados del hombre mutilado, luego de que se conocieran las declaraciones de “Micky”.

El letrado aseguró que no existía “ningún enojo” previo a la herida causada por Brenda en noviembre.

Según Trucco, su cliente se encuentra “deprimido” y a la espera de cirugías que aún deben practicarse: los médicos no emitieron un diagnóstico definitivo respecto de su capacidad sexual y reproductiva.

Consultada sobre si el agredido había difundido un video íntimo de Barattini, ella respondió: “Creo que si este video sale a la luz, esta persona para la Justicia va presa. No han encontrado el video, no sé qué pasó. Él ha reconocido que había un video y que lo pasó”.

Tras el sorpresivo ataque de Barattini, el hombre perdió mucha sangre. Así quedó la cama en la que dormía.

Al recordar lo ocurrido en su departamento de Nueva Córdoba, Barattini relató: “La persona vino a mi casa, lo herí. Lo quería herir en ese lugar. Como a mí me hirieron, yo herí”.

Una tijera fue la herramienta de la que se sirvió para propinar esas heridas: “Él se sorprendió porque fue en seco. No te esperás que te pase algo así. Yo salí a pedir ayuda. No quería que le pase nada; es más: me asusté por la sangre”, contó la acusada, y agregó que se siente arrepentida y que no lo volvería hacer.

“La violencia no se apaga con violencia”, reflexionó.

La querella apela a una libreta encontrada en el departamento de Barattini en el que había anotaciones tales como “bisturí”, “cortar” y “pedir ayuda”: a través de ese material, intentan argumentar que se trató de un ataque premeditado.

“Estoy presa, pero trato de llevarla bien. No es fácil, pero todo depende de uno, de la mente, de cómo lo quiera llevar”, le dijo al diario provincial.

Fuente: El Clarin

About Papaleno Martinez