Energía renovable: la ruta que traza el mundo

ENERGIA RENOVABLEEnergía renovable: la ruta que traza el mundo

Lilian Tejeda

La necesidad de que los países impulsen la energía renovable es un tema recurrente en estos días.

Forma parte de la agenda de los principales organismos internacionales y de los compromisos que asumen los países para reducir las emisiones de los gases que contribuyen al efecto invernadero.

Es por esto, el fomento de la también denominada energía limpia fue uno de los temas prioritarios que los líderes del mundo abordaron en la apertura de la Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que se desarrolla en París, Francia, donde se espera se definan las políticas que a largo plazo lleven hacia una “descarbonización de la economía”.

Promover la energía limpia y no contaminante también es una de las finalidades de la recién adoptada agenda para el desarrollo sostenible por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). La agenda plantea 17 objetivos y el número 7 establece la meta de “garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos”.

La ONU fundamenta esta premisa explicando que la energía predomina entre los sectores que más contribuyen al cambio climático y en que esta representa alrededor del 60% del total de emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial.

Por eso, para el 2030 la organización tiene entre sus metas aumentar sustancialmente el porcentaje de la energía renovable y promover la inversión en infraestructuras energéticas y tecnologías no contaminantes.

Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos, también es uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para los próximos 15 años.

“Hacer frente al cambio climático y fomentar el desarrollo sostenible son dos aspectos de la misma moneda que se refuerzan recíprocamente; no se puede lograr el desarrollo sostenible sin las medidas relativas al cambio climático”, precisa la ONU.

El papa
El tema de la energía limpia también lo puso de relieve el Santo Padre Franci sco en su carta e n c í c l i c a Laudato si’ sobre el cuidado de la casa común.

“Se ha vuelto urgente e imperioso el desar rollo de políticas para que en los próximos años la emisión de dióxido de carbono y de otros gases altamente contaminantes sea reducida drásticamente, por ejemplo, reemplazando la utilización de combustibles fósiles y desarrollando fuentes  de energía renovable”, manifestó el Sumo Pontífice.

Para el Santo Padre, aunque en algunos países se han dado avances que comienzan a ser significativos, en el mundo hay un nivel exiguo de acceso a energías limpias y renovables.

RD retrocede
Todo lo anterior pone de manifiesto que este es un tema que ningún país debe pasar por alto. Al parecer República Dominicana no quiere quedarse atrás. Y así lo pregonó el presidente Danilo Medina, en la apertura de la Vigésimo Primera Conferencia de las Partes (COP21) en París, Francia.

Según el Presidente de la República, este país tiene la ambiciosa meta de tener un 32% de la matriz de generación eléctrica en base fuentes renovables.

De hecho, esto está contemplado en la Ley No. 1-12 que esta Este ranking evalúa las políticas que implementan los países para impulsar la energía limpia, el financiamiento y las inversiones que han hecho en el sector, las gestiones que hacen para reducir las emisiones de los gases que producen el efecto invernadero, entre otros indicadores.

En general, el país obtuvo una calificación 1.02 de y descendió 8 puntos en relación al informe de 2014 cuando logró un puntaje de 1.16, ubicándose en el puesto 24.

“La disminución del puntaje de 2014 a 2015 está en gran medida relacionada con su caída de 19 lugares dentro del Parámetro I Marco Propicio. En 2015 obtuvo puntajes inferiores en los indicadores políticas de energía limpia, capacidad instalada de energía limpia, y tasa de crecimiento de generación eléctrica”, precisa el informe sobre República Dominicana.

El Climascopio 2015 ubica la proporción de renovables en el país en torno al 7.00%.

En el parámetro de inversiones en energía limpia y créditos para proyectos relativos al cambio climático, el país escaló un puesto, pasando del 43 en 2014 al 42 en 2015, indica el documento.

En cuanto a la variable de negocios de bajas emisiones de carbono y cadenas de valor de energía limpia, República Dominicana cayó hasta el puesto 48 en 2015, frente a la posición 43 obtenida en 2014. Y con respecto a las actividades de gestión de las emisiones de gases de efecto invernadero mantuvo el puesto 1 2obtenido el año anterior.

Se requiere más empuje
Estos datos demuestran que se requiere más empuje a este sector.

Así lo considera el presidente de la Red Nacional de Apoyo Empresarial a la Protección Ambiental (Ecored), Roberto Herrera, quien también preside la Asociación Dominicana de la Industria Eléctrica (ADIE).

Herrera, ve como muy probable que el país logre tener un 32% de su matriz de generación eléctrica en base fuentes renovables y consideró que el discurso del Presidente en la COP21 es un buen indicador. Pero entiende que para alcanzar esta meta es sumamente necesario que el Gobierno restablezca los incentivos al desarrollo de fuentes renovables de energía. Esto también lo han demandado el Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP) y otras organizaciones sociales.

Para Herrera, en este momento, en que se trata de concretar el Pacto Nacional para la Reforma del Sector Eléctrico (Pacto Eléctrico) el Estado tiene su gran oportunidad para implementar esta y más iniciativas para fomentar la energía limpia. Y esto es lo que la sociedad espera.

LISTINDIARIO.COM

 

About leno