Dominicano no podía casarse porque un impostor lo hizo tres veces con su identidad

El falso Ramón Polanco se casó con Gladys González el 30 de septiembre de 1978, Yocasta Tejada el 24 de marzo de 1982 y Marta Quiles el 19 de octubre de 1990, según los registros

 

NUEVA YORK. El dominicano Ramón Polanco, de 77 años, no podía casarse en Estados Unidos porque otro hombre había contraído nupcias tres veces utilizando su identidad.

Los secretarios de las jurisdicciones a las que acudió para matrimoniarse, le informaron que ya él lo había hecho tres veces.

Ante su insistencia negativa de que se trataba del “otro” y la contratación de un abogado, Polanco logró una investigación a fondo que descubrió que ciertamente se trataba de un impostor, que usando su identidad se casó con tres mujeres en un período de 12 años, en 1978, 1982 y 1990.

Ahora, después de más de un año de averiguaciones y verificaciones, un juez determinó que Polanco puede casarse, principalmente debido a la ayuda del testimonio de su primera esposa, Dilia, con quien se unió en matrimonio en la República Dominicana en 1982.

Polanco solicitó una licencia de matrimonio el 14 de octubre de 2016, pero fue rechazado cuando los registros mostraron que ya se había casado en las tres fechas referidas.

Dijo que estaba aturdido. Él nunca había oído hablar de sus supuestas novias, a pesar de las solicitudes de matrimonio con su nombre, fecha de nacimiento y los nombres de sus padres.

“La evidencia respalda el descubrimiento de que las licencias matrimoniales de 1978, 1982 y 1990 fueron obtenidas por alguien que pretendía ser Polanco y utilizaba su certificado de nacimiento”, escribió la jueza de derecho administrativo Joycelyn McGeachy Kuls en una decisión del primero de este noviembre recomendando a la ciudad permitirle casarse con su novia.

El falso Ramón Polanco se casó con Gladys González el 30 de septiembre de 1978, Yocasta Tejada el 24 de marzo de 1982 y Marta Quiles el 19 de octubre de 1990, según los registros.

El verdadero Polanco definitivamente no lo hizo, testificó su exesposa, Dilia.

Casado desde 1962 hasta 2005, Ramón y Dilia Polanco vivían en su natal República Dominicana en 1982 cuando se otorgó la segunda licencia de matrimonio.

Carmen Polanco, una de sus ocho hijos, también corroboró la versión de su padre.

En su fallo, el juez señaló que probablemente era el mismo estafador detrás de los tres matrimonios, porque los divorcios de 1978 y 1982 están enumerados en la solicitud de matrimonio de 1990.

Hubo otras irregularidades, también.

El falso Polanco dio tres direcciones, una en Manhattan, dos en Brooklyn, donde el verdadero Polanco nunca vivió, así como las ocupaciones que nunca tuvo.

En la solicitud de 1978, el novio afirmaba ser un taxista, pero el verdadero Polanco testificó que no solo no tiene una licencia, sino que no sabe manejar vehículo.

No es la primera vez que un posible novio o novia trata de hacer el compromiso solo para descubrir que alguien ya se ha casado con su nombre. La mayoría de casos generalmente están vinculados a estafas de inmigración.

En 2004, Rosa Vargas, de Queens, encontró que alguien usó su certificado de nacimiento perdido para arreglar matrimonios falsos con un hombre mexicano y un hombre ecuatoriano en 1996.

Obtuvo las anulaciones en 2012, pero pronto encontró un tercer matrimonio falso en Long Island.

La Oficina del Secretario de la Ciudad endureció los estándares de identificación después del 11 de septiembre de 2001, lo que llevó al descubrimiento de más matrimonios con fraude de identificación, más denegaciones de licencias y una enorme cantidad de reclamos que impulsaron a la ciudad a simplificar el proceso de apelación.

diariolibre.com

About leno